lunes, 19 de agosto de 2013

El amigo que le marca los pasos a Rajoy, llama a los derechos: privilegios

Rosell quiere quitar "algunos privilegios" a los indefinidos para combatir la dualidad laboral
El presidente de la patronal: "Los contratos no deben ser los que nos gusten, sino los que podamos hacer en función de nuestras necesidades. Si tenemos que contratar por días, horas, meses o años... fantástico".

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha abogado este lunes por poner el contador a cero en contratación para combatir la dualidad del mercado laboral,retirando a los contratos indefinidos algunos de sus "privilegios" e incrementándolos para los temporales, que, según ha destacado, son el 90% de los contratos que se hacen "y gracias".
En declaraciones a Onda Cero, Rosell ha reconocido, no obstante, que este planteamiento tiene pocas posibilidades de ver la luz, ya que los trabajadores indefinidos no lo aceptarían.
"¿Estarían dispuestos los trabajadores fijos a aceptar estas nuevas condiciones en beneficio de los que tienen contratos temporales nuevos? Sería un experimento importante, pero no creo que lo aceptaran. Creo que esto es Alicia en el país de las maravillas", ha admitido.
Sin embargo, en su opinión, quitar a los fijos esos "privilegios, por llamarlos de alguna manera" -han sido sus palabras textuales- daría lugar a un mercado laboral sin diferencias entre indefinidos y temporales, en contraste con el mercado de trabajo "absolutamente dualizado" que presenta España en estos momentos.
El presidente de la patronal también se ha mostrado partidario de reducir las más de 40 modalidades de contratación, actualmente existentes a cuatro o cinco, con o sin bonificaciones, porque son las que las empresas utilizan actualmente, aunque ha reconocido que su organización ya ha planteado esta propuesta a gobiernos de distinto color, sin éxito.
"Desgraciadamente no somos capaces de convencerlos de que sería mucho más fácil hacer cuatro o cinco contratos, con bonificaciones o sin ellas, y que dejáramos un tiempo, tres, cuatro o cinco años, para ver qué funciona y que no y sacar conclusiones", ha señalado.
Rosell ha insistido en que los contratos deben ser flexibles y responder a las necesidades de las empresas. "Los contratos no deben ser los que nos gusten, sino los que podamos hacer en función de nuestras necesidades. Si tenemos que contratar por días, horas, meses o años... fantástico. Estamos en un mundo absolutamente flexible", ha explicado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada